El buen marketing digital

Internet es la fuente infinita de información y entretenimiento, y los 4.388 millones de usuarios lo saben, teniendo esto en cuenta… imagínate cuantos posibles clientes podrías tener. Antes de seguir idealizando, hay que definir primero qué es marketing digital y qué provecho puedes sacarle para subir el ranking de tu empresa.


Si el marketing es la ciencia social de la demanda comercial, el digital emplea la misma función a través de dispositivos tecnológicos con acceso a internet, ya sea ordenador o smartphone, vendiendo así un producto de la forma más atractiva posible al cliente deseado con el fin de satisfacer su necesidad. Ahora que sabemos teóricamente cuál es su funcionalidad, procedamos a la práctica.


Fundamental la creación de una página web, con la identidad completa de tu empresa (logotipo, isotipo, eslogan…) para que todos los usuarios tengan acceso para conocerla de un solo click, aquí entra en juego el diseño web, digamos el arte que embellece páginas web, que debe ir acorde a tu estrategia comercial, es decir, concretar a qué cliente puedes satisfacer con tu producto, por ejemplo: si vendes sudaderas y collares para raperos gangsters no debes poner un fondo rosita a toda la página con un eslogan que ponga “chupa-chups forevah”.


Si tienes claro cual es tu estrategia, solo te falta incentivar la búsqueda de contactos, mejor dicho, de socios. Como bien sabes, Internet facilita increíblemente la comunicación a distancia y la visibilidad de otras empresas que ofrecen servicios para tu conveniencia, te aconsejo aprovechar esta ventaja para acordar planes con tus socios, aquellos usuarios con los que ayudas y te ayudan a agilizar el trabajo.


La página web es tu arma secreta sin lugar a duda, pero… ¿y si te dijera que puedes añadirle un accesorio especial para potenciar su visibilidad? Te hablo de las redes sociales, más del 80% de los millones que te informé utilizan redes sociales que te sonarán, como Instagram, Twitter y Facebook, dejarte claro que estas plataformas están a tu merced para expandir la imagen de tu empresa.


Resumiendo, Internet es el barco con rumbo hacia tu éxito empresarial, la página web es el timón, tú sabes eliges hacia donde ir, con la ayuda de tu brújula, tu objetivo. Tienes la posibilidad de contactar con socios dispuestos a participar en la odisea, y las redes sociales, la vela que te ayuda a llegar más rápido a tus clientes.


Hideto - Departamento Audiovisual de Champell