Otro ingrediente por considerar, el Marketing de Contenidos

Ya sea un vídeo, una publicación o incluso un artículo, el mensaje a transmitir debe aportar valor al que lo consume.


El Marketing de Contenidos se encarga de atraer, convencer y fidelizar al cliente esperado; forma parte de la estrategia que la empresa planifica, ya sea a través de las RRSS, post corporativos, webinars, vídeos, etc.


¿Por qué añadir este ingrediente en la estrategia de ventas?, si se quiere más visitas en la página web, incrementar las ventas, tener beneficios a largo plazo sin tener que derrochar cantidades de dinero en inversión, vestir bien la marca para intimar con futuros clientes de confianza, entonces el Marketing de Contenidos es el aliado a conquistar.


El hecho de que Google tenga en su ranking esas empresas donde los usuarios se acomodan, obliga a competir en calidad de contenido, lo que todos aprecian en primer plano. Google es un trampolín (bastante alto y “divertido” de afrontar) hacia el hormiguero de clientes, que se mueven constantemente en busca de “comida”, tu empresa puede saciarles si invierte su creatividad y tiempo en actualizar el contenido, confiando desde luego en su identidad como empresa.


En RRSS, Inbound Marketing y SEM (campaña de publicidad) se aplica la misma metáfora.

La esencia del producto, lo que quiere transmitir y cuánto puede cautivar al cliente para luego consumirlo, fidelizar con el mismo (ya sea a través de una encuesta u comentario constructivo), asegurando así la eficacia del producto forma parte del Marketing de Contenidos.


¿La clave? , la sencillez, dejar el mensaje lo suficientemente claro para que el lector perciba y entienda el producto, lo evalúe para luego decidir si comprarlo o no.

Hideto - Departamento Audiovisual de Champell